¡¡¡No te pierdas estas ofertas!!!

jueves, 26 de marzo de 2015

Migas de pan

Vuelve el frío y con él, los platos que te calientan el cuerpo bien por ser los típicos de cuchara (Podéis verlos todos pinchando AQUÍ) o por ser tan contundentes como este.
Creo que es la segunda vez que las preparo yo y eso que desde siempre mi madre hizo en casa migas de pan.
En realidad como más me gustan es con un huevo frito por encima pero esta vez tenía que hacerlas con toda "su gracia"
Así que aquí os dejo otro plato de los de siempre pero queriendo renovarlo y como en la preparación no había que tocarle absolutamente nada por lo bueno que ya es de por sí, nada mejor que renovarlo en su presentación en este maravilloso plato de La Tienda de la Mesa 
¿Verdad que es divino?
Migas de pan con chorizo, morcilla y pimientos verdes
*  Necesitamos:
- pan duro del día anterior
- morcilla
- chorizo
- pimientos verde
- ajos
- aceite de oliva virgen
- sal
- agua
Migas de pan con chorizo, morcilla y pimientos verdes
* Preparación:
- Ponemos el pan en un colador grande y lo mojamos con agua, más bien es como espolvorear con agua, tened en cuenta que cuánto más lo empapéis de agua, más trabajo costará "desliar" las migas pero también es cierto que más buenas estarán...
Las dejamos sobre el colador para que suelten el exceso de agua mientras vamos rompiendo el pan con las manos, desmigando.
- En una sartén grande y profunda ponemos un buen chorreón de aceite, añadimos los ajos, cuántos más mejor, les daremos un pequeño golpe a cada uno, los dejamos sin pelar y con un corte pequeño en uno de los lados sin llegar a partirlos.
- Cuando estén dorados los sacamos a un plato.
En ese mismo aceite freímos los pimientos, partidos a tiras de bocado, reservamos junto a los ajos.
- Ahora ponemos el pan, echamos sal por encima, poca recordad que el pan ya tiene sal, vamos moviendo a fuego medio para que se suelten y se hagan poco a poco.
Mientras en una sartén a parte freímos el chorizo para que suelte toda la grasa y no añadirla a las migas, mejor hacerlo cortado en trozos, reservamos.
Con la sartén caliente pero no excesivamente, freímos la morcilla también cortada a trozos y moviendo con cuidado para que no se rompa, reservamos.
- Cuando las migas estén casi hechas, las tapamos para que reposen, se terminen de hacer poco a poco y queden hechas pero muy muy jugosas, añadimos los ajos reservados y los pimientos, que se integren bien los sabores mientras se terminan de hacer.
En el momento de servir, añadimos el chorizo y la morcilla reservada.
Migas de pan con chorizo, morcilla y pimientos verdes

lunes, 23 de marzo de 2015

Napolitanas de chocolate

Manu no quiere hojaldre pero Víctor lo devora, por eso cuando le hago el gusto con las masas de cítricos al primero, preparo estas napolitanas que no tienen trabajo, ni receta, ni nada para el segundo, así todos contentos.
Si no fuera por el éxito que tienen, ni las mostraría por la no receta que es pero si pensamos en tomar ideas fáciles y resultonas, pues viene bien.
Eso sí, si os apetece hacerlas ricas ricas, nada como preparar el hojaldre en casa.
Si eres un atrevido y te apetece hacer brazos un día, AQUÍ puedes ver la receta con paso a paso incluido.
Claro que si prefieres rapidez, te propongo hacerlo con el hojaldre comprado que también quedan buenísimas.
Napolitanas de chocolate receta casera
* Necesitamos para 4 napolitanas:
- 1 plancha de hojaldre rectangular
- 8 barritas de chocolate
- azúcar
- 1 huevo
Napolitanas de chocolate receta casera
* Preparación:
- Cortamos la plancha de hojaldre por la mitad y a lo largo de modo que nos queden dos rectángulos.
Cada uno de ellos lo cortamos en dos partes, así obtendremos 4 rectángulos.
- En un extremo ponemos una barrita, la cubrimos con hojaldre dándole una vuelta, ponemos otra barrita y cerramos rodeando con el resto del hojaldre.
Creo que en la imagen se ve mejor que explicado.
Napolitanas de chocolate receta casera
- Pincelamos cada napolitana con huevo batido, espolvoreamos generosamente con azúcar y horneamos a 200º hasta que estén doradas, unos 15 minutos aproximadamente.
- Templadas son impresionante de buenas...
Napolitanas de chocolate receta casera

sábado, 21 de marzo de 2015

Kitchen Aid, te cuento por qué la necesitas.

¿Por qué comprar una amasadora de pie?
¿Alguna vez has amasado el pan a mano? Entonces sabrás que es increíblemente agotador. Con una amasadora en casa, no solo vas a ahorrar tiempo, sino que también vas a ahorrarte la energía y el agotamiento muscular que se necesita para hacer el mismo trabajo manualmente.
Las batidoras eléctricas de mano pueden suponer una ayuda interesante en la cocina sin tener que desembolsar demasiado dinero.
Sin embargo, las amasadoras de pie ofrecen mucha más versatilidad que estas últimos ya que tienen tanto la capacidad de amasar para hacer un pan casero como de mezclar y batir para realizar un bizcocho.
kitchen aid

Las amasadoras de pie son mucho más eficientes y más cómodas en el uso ya que su diseño nos permite tener las dos manos libres para añadir ingredientes mientras se mezclan los ingredientes. Esto nos permite realizar otro tipo de tareas mientras ellas trabajan.
La serie Artisan de la marca KitchenAid es la mejor amasadora para uso casero que hay en el mercado ya que es la que mejor puntuación tiene por parte de los usuarios.
Es una amasadora con un motor potente y con la capacidad de desenvolverse en cualquier tipo de trabajo que necesitemos.
Amasadoras de pie: Todo lo que debes tener en cuenta antes de comprarla.
Cuando buscamos una amasadora de pie hay que considerar cual es el uso que le vamos a dar. ¿Lo vas usar solo para hacer la masa de las galletas o de pan? Entonces no necesitarás la misma potencia que si la usaras para batir nata o mezclar ingredientes.
Por eso antes de comprar cualquier amasadora hay que mirar muy bien una serie de factores:
Características de mezclado.
El grado de calidad está vinculado a varios factores como el nivel de ruido, la potencia del motor y la comodidad de uso.
Si estás buscando una herramienta para mezclar masas duras, como las de galletas o pan, asegúrate de que la amasadora tiene un motor con la suficiente potencia para hacerlo sin quemarse, como por ejemplo la KitchenAidArtisan.
También hay que ser conscientes de la cantidad de masa que el bol mezclador admite. La cantidad de harina que se especifica no indica la cantidad que puede caber en el bol, sino cuanta harina en la masa puede manejar el motor. Cuanta más harina incluya la masa, más gruesa será y más costará moverla a la amasadora, por lo tanto será necesaria más potencia.
Otra característica importante es el movimiento planetario. Esto permite que los accesorios mezcladores giren y toquen en diferentes puntos del bol para asegurarse de que todos los ingredientes que hay dentro estén perfectamente mezclados.
Funcionalidad.
El propósito de una amasadora de pie es hacer el trabajo en la cocina lo más sencillo posible y con el menor esfuerzo, por lo tanto, debe de ser un aparato fácil de usar.
La amasadora de pie KitchenAid Artisan tiene un diseño de cabezal abatible que nos permite colocar correctamente el bol de mezclado antes de bajar el cabezal para ponerse en funcionamiento.
La opción de apagado automático será de utilidad por dos motivos: En primer lugar, si el mezclador no está en funcionamiento durante un periodo de tiempo prolongado, se va a apagar automáticamente, con el considerable ahorro de energía y dinero. Y en segundo lugar y más importante aun, si nuestro aparato tiene problemas con el mezclado o si la masa es demasiado gruesa y espesa y el motor no puede con ella, esta función apaga la amasadora evitando que se queme el motor.
kitchen aid

Accesorios.
Por lo menos un batidor plano, un gancho de amasar, un batidor de varillas y un bol deben de venir incluidos de serie con la amasadora.
Las mejores amasadoras ofrecen accesorios adicionales que puedes adquirir a parte, como los sets de hacer pasta, el cortador/rallador o el exprimidor que están disponibles para las KitchenAids. Con todos estos accesorios compatibles, una amasadora de pie es todo lo que necesitas para realizar cualquier tipo de tarea en la cocina.
Ayuda y soporte técnico.
Una buena amasadora contendrá un manual de instrucciones completo en nuestro idioma, con algunas recetas para iniciarnos. También debe traer su garantía, bien cumplimentada y especificada.

Así como también incluirá el número de teléfono del servicio técnico de nuestro país, la respuesta a las preguntas más frecuentes sobre el aparato y los errores más comunes y su posible solución.
Encontrar la amasadora de pie adecuada tomará algo de tiempo y la decisión de no dejarse llevar solo por un capricho.
Como comentábamos antes, el uso que le queremos dar es la premisa más importante a considerar.
Si solo buscamos una acción simple, como mezclar ingredientes, entonces no necesitaremos una amasadora con muchas más funciones adicionales.
En cambio, si lo que queremos es un robot multi función con el que podamos amasar pan, exprimir naranjas o hacer embutidos caseros, elegiremos una amasadora con estas características.
El precio es algo que tenemos que tener muy en cuenta ya que hay amasadoras para todos los bolsillos. Obviamente las de menor importe no tendrán las mismas características ni la misma calidad que las de mayor precio, pero si no nos podemos permitir más, mejor tenerla que no.
El diseño no es lo más importante en una amasadora, pero hay quienes le dan prioridad. En cuestiones de colores hay un poco de todo, desde colores básicos como negros, blancos o plateados, hasta colores más vivos como fucsia, azul eléctrico o amarillo. Todos estos colores están disponibles únicamente en la serie Artisan de KitchenAid.
Teniendo en cuenta todos estos factores estarás en el buen camino para elegir la amasadora que realmente necesitas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly